Cirrosis biliar primaria

La Cirrosis Biliar Primaria es un padecimiento raro. Afecta principalmente a mujeres de alrededor de 30 años de edad. Sin tratamiento, la enfermedad progresa a cirrosis y a una falla hepática en un periodo de 10 a 20 años.

El mecanismo de daño ocurre debido a un ataque autoinmune a las células que recubren los conductos biliares. Las células hepáticas producen constantemente productos de degradación que son transportados en el líquido biliar, que se transporta por estos conductos hacia el intestino para ser excretado en las heces. El ataque a los conductos es constante, y con el tiempo, van destruyéndose poco a poco. Con el tiempo, los conductos van siendo reemplazados por tejido cicatrizal, y hay un “estancamiento” del líquido bilar que resulta ser tóxico para los hepatocitos,perdiendo poco a poco el hígado sus funciones.

Este ataque autoinmune es debido a causas hereditarias, de hecho, una persona afectada es común que tenga familiares que hayan sufrido este padecimiento. El tratamiento se basa en el uso de ácido ursodesoxicólico, el cual es un derivado de la bilis que ayuda a detener el proceso de daño a la vía biliar, aunque puede haber un grupo de pacientes que no respondan a este tratamiento y que necesiten incluso recibir un transplante hepático.

Debido a que es un padecimiento crónico, se requiere la valoración periódica de las personas afectadas, para así planear un tratamiento adecuado y oportuno.